Raspberry Pi B+

Raspberry Pi B+: una revisión importante de la Raspberry Pi

Tiempo de lectura: 3 minutos

La Raspberry Pi lleva algo más de dos años a la venta y es el producto estrella entre las placas de su formato habiendo alcanzado ya la cifra de tres millones de ventas. No sólo la calidad/precio de esta placa es algo que hace decantarse a la gente por ella sino la impresionante comunidad que tiene a sus espaldas.

La semana pasada, la página web oficial de la Raspberry Pi anunciaba una revisión del modelo B que han sacado a la venta con el nombre de Raspberry Pi modelo B+, y ya es posible adquirirla de forma inmediata.

Este «nuevo» modelo no es una revolución. Mantiene las mismas características hardware y especificaciones generales del modelo anterior pero experimenta un gran cambio en ajustes de formato y diseño, añadiendo entre otras cosas, dos puertos USB adicionales. El cambio visual es importante, se ha reducido su tamaño y se han modificado las posiciones de las entrada/salidas.

Antes de nada, abro u n paréntesis importante y que muchos seguramente será lo primero que se preguntaron: no se ha mejorado el procesador ni añadido más memoria RAM. Desde Raspberry Pi, han querido transmitir que se han enfocado en lograr mantener el precio de la placa y, más importante aún, seguir manteniendo la compatibilidad con todo el software e iniciativas que tienen al rededor. Todo lo recorrido hasta ahora, seguirá funcionando en el nuevo modelo y no habrá que empezar de cero.

A continuación, enumero las principales diferencias que incorpora el modelo B+ frente al modelo B.

  • Se mantiene el precio de éste modelo B+ en 35$
  • 4 puertos USB 2.0 comprado con los 2 en el modelo B.
  • Ranura para Micro SD. Se sustituye la memoria SD por una micro SD.
  • Optimización en consumo de eléctrico.
  • Mejor audio.
  • Más GPIO. Pasa de 26 pins a 40 pins.
  • Cambio de diseño general en la placa: Ahora todas las entradas/salidas están distribuidas en sólo dos laterales.

Pero quién mejor para explicar los cambios que incorpora que el Eben Upton fundador de la fundación Raspberry Pi en un excelente vídeo que resume los cambios en apenas 3 minutos:

 

Opinión personal

Como bien se puede apreciar en los cambios, no incorporan mejorías en cuanto a capacidades y potencia de la placa. Para ellos, era importante que todo lo desarrollado hasta la fecha continuara siendo compatible con la revisión del modelo, no se trata de una nueva Pi. Pero si bien no son cambios revolucionarios, creo que esta revisión del modelo B hace de la Raspberry Pi un producto más robusto y profesional.

Los cambios visuales son notables: actualmente, todos los que hayáis cacharreado con una Pi, os habréis dado cuenta que por todos los costados salían cables, ahora todos quedan reunidos en dos costados del sistema. Con la nueva distribución de la placa, que además es algo más pequeña, se encontrarán mejores cajas y mejor material físico. Incorpora cuatro agujeros en el PCB que facilitarán el proceso de montaje y apilación de hardware.

El cambio más destacable y demandado es el de los dos puertos USB adicionales. Dos puertos USB siempre se quedaban cortos, en cuanto enchufas un ratón y un teclado te quedas vendido, era necesario hacer uso de HUBs USB para poder añadirle, por ejemplo, un disco duro externo, wifi, segunda interfaz Ethernet… La nueva Pi, da un salto en este sentido gracias a los 4 USB 2.0 incorporados.

Diferencias visuales entre la Raspberry Pi Modelo B y Modelo B+

Diferencias visuales entre la Raspberry Pi Modelo B y Modelo B+

Para poder alimentar a la Pi con estos cambios, se ha rediseñado el circuito de energía y han conseguido una optimización en cuanto consumo eléctrico logrando una reducción del consumo de en torno al 30%, bajando entre 0.5W y 1W.

El cambio de tarjetas SD a microSD también es destacable. Además, el enganche da un salto de calidad. Esta mejora evitará que sobresalga tanto la tarjeta y los posibles problemas al sufrir golpes en esa zona. El nuevo enganche de la microSD hace que ésta se quede enganchada y no se extraiga a no ser que presiones hacia dentro.

No quiero olvidarme de mencionar que probablemente, mucha gente haya trabajado con el formato de placa del modelo B y vean un obstáculo el nuevo por incompatibilidades con el equipamiento industrial de su ecosistema. Para tranquilizar a aquellos desarrolladores que estuvieran en esta situación, Eben Upton ha confirmado que la fundación ha decidido no descatalogarla y por tanto, continuar produciéndola y vendiéndola por el mismo precio siempre que se mantenga la demanda.

En resumen, la Raspberry Pi modelo B+ no es más potente que su predecesora. Los cambios están relacionados con el feedback global de la gran comunidad de que disponen y que han recibido durante los dos años de Raspberry Pi, y la experiencia que han adquirido en éste período. Sin embargo, si lo que deseas es producto más potente, recomiendo el Utilite Pro de CompuLab del que hablaba anteriormente.

Publicado en Raspberry PI y etiquetado .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*